miércoles, 21 de diciembre de 2011

Nuestros Diálogos y sus exigencias prácticas

Decíamos hace días, que también os hablaríamos de los comportamientos concretos que en nuestros Diálogos intentamos desarrollar. Básicamente las conductas derivadas de las actitudes sobre las que prestábamos atención entonces. Las mismas tienen que ver con criterios tales como:
a) Pedir la palabra y respetar el orden dado a las mismas; así como intentar ser claros y concisos al momento de comunicar la propia reflexión o al de recoger o sintetizar la de otro.
b) Hilar mejor las ideas y argumentos que se expresan desde el tomar notas, ensayar preguntas, y cada cierto número de intervenciones, intentar conclusiones provisorias. Es decir, se trata de estar atentos a las diferentes líneas argumentales que se van a ir gestando y sobre todo, de animarse a expresar alguna síntesis al respecto.
c) Evitar, hacia el final del Diálogo, la ansiedad de pretender palabras o ideas conclusivas. Nuestro reflexionar compartido busca indagar sobre los temas acordados, más desde el comprender de qué se trata, que desde el pretender cerrarlos o agotarlos desde unas u otras ideas. En resumen, dialogamos para aprender a plantear -desde la reflexión crítica y contrastada- nuevas cuestiones sobre aquellas cuestiones que ya nos interesan, en el fondo, dialogamos para aprender a pensar y repensarnos desde la libertad.

Pero también nuestros diálogos son evaluados, en su misma dinámica y en el propio desempeño de sus participantes. Sobre cómo lo hacemos os contamos próximamente.

Quedando como siempre a vuestra disposición, os dejamos un saludo cordial.
coachsergiolopezcastro@gmail.com
http://laplazadelafilosofía.blogspot.com/
http://coachingdientedeleon.blogspot.com/

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar